volver a menu principal 

SATÉLITES

4.9.1.- Características
Desde sus albores, la humanidad siempre ha mirado el cielo con una mezcla de admiración y temor. El firmamento que los rodeaba era la morada de dioses y espíritus superiores, los cuales imaginaban a inmensa altura y les recordaban lo pequeña y lo mísera que era su existencia en comparación con la de aquéllos. Hoy en día, el cielo está habitado, no por los productos del alma humana como en la antigüedad, sino físicamente por máquinas que, impasibles y desde la enorme ventaja que les reporta la altitud en la que se mueven, intentan con su funcionamiento mejorar nuestra calidad de vida.
Los satélites artificiales inician su singladura en 1957 con el lanzamiento del Sputnik 1. En la actualidad la variedad de satélites artificiales que rodean el planeta Tierra es sorprendente. Los satélites han revolucionado el mundo de las comunicaciones al proporcionar enlaces telefónicos por todo el mundo y retransmisiones en directo.
El control de las actividades espaciales ha constituido siempre una apuesta estratégica. Sin embargo, aproximadamente 45 años después de los primeros pasos de la conquista espacial, esta apuesta ha modificado su naturaleza: una rivalidad de carácter cada vez más económico, sobre todo entre Estados Unidos y Europa ha sustituido a la confrontación ideológica Este-Oeste. Pese a la disparidad de los medios, los países europeos disponen de bazas importantes para explotar plenamente el potencial que ofrecen las aplicaciones en el ámbito del espacio.
Las actividades espaciales, surgidas en una época propicia para la realización de grandes proyectos tecnológicos, han de adaptarse hoy a una sociedad orientada hacia el progreso de los conocimientos y el papel primordial de la información, caracterizada por una demanda creciente de servicios personalizados, pero asimismo por la concienciación sobre la necesidad de actuar colectivamente para preservar nuestro entorno natural. En este contexto, tres sectores de actividad parecen conformar en la actualidad el auténtico motor del desarrollo del sector espacial.
En primer lugar, y puesto que los satélites son vehículos de transferencia de información, el desarrollo del ámbito espacial está estrechamente ligado al desarrollo de la sociedad de la información. Ahora bien, la televisión y las radiodifusiones digitales, la telefonía móvil, los multimedia, Internet, los teleservicios, la navegación y la observación de la Tierra representan mercados enormes, llamados a un crecimiento considerable, para los que los satélites ofrecen ventajas considerables, aunque no constituyan la única respuesta. Se estima, por ejemplo, que el tráfico mundial vinculado a Internet vía satélite, que ha estado triplicándose cada año hasta nuestros días, se multiplicará por diez a finales de la década. Y, a su vez, se calcula que, hacia 2010, el mercado de productos y servicios relacionados con las actividades de navegación por satélite ascenderá a varias decenas de miles de millones de euros.
En segundo lugar, observamos cómo se desarrolla en la actualidad una nueva necesidad de servicio público a escala mundial. Se trata de la necesidad de protección del planeta y del desarrollo sostenible, ámbito en el que los satélites están llamados a desempeñar un papel fundamental. Ya se trate de la evolución del clima, de la previsión de riesgos naturales, de la vigilancia de la contaminación industrial o de la gestión del agua, el satélite ofrece un medio único de observación frecuente, siempre disponible y que abarca todas las escalas de espacio y de tiempo.
Por último, la sed de conocimientos de nuestra sociedad, favorecida por la disponibilidad inmediata de la información, y la caída de las grandes barreras ideológicas tras la Guerra Fría, contribuyen a que se emprendan grandes empresas científicas a escala mundial. El ámbito del espacio, independiente de los condicionamientos terrestres y con vocación de responder a preguntas fundamentales, como el origen de la vida, representa el contexto ideal para la integración de los esfuerzos científicos internacionales. Con este espíritu es como se desarrollan grandes programas como la Estación Espacial Internacional.

Las actividades de defensa, por su parte, se ven afectadas por todos los grandes campos de aplicación de lo espacial: observación, telecomunicaciones, determinación de la posición, navegación. En este sentido debería hacerse un esfuerzo para considerarlas más allá de su naturaleza estratégica como un banco de desarrollo tecnológico incomparable.
Algunos de los rasgos más significativos del campo espacial como sector económico son los siguientes:
Nadie duda del valor del mercado espacial, pero es de escaso volumen económico, con lo que carece de palanca política para motivar las inversiones. Otrora la Guerra Fría, hoy la expectativa de peligros cósmicos, avivan un cierto interés por el espacio, pero nunca de forma constante. Esto puede sorprender, puesto que mucha gente asocia el espacio a inversiones gigantescas de las que en muchas ocasiones se ha hablado. Parece que, sin embargo, los hechos son tozudos: quien domine el espacio, dominará el mundo, por lo que la inversión y el esfuerzo espacial deben crecer.

En los campos más propicios para la comercialización de las actividades espaciales, la satisfacción de numerosas necesidades de interés general exige una política espacial pública fuerte y coherente. A través de las demandas públicas que genera, una política de este tipo puede, además, contribuir en gran medida al desarrollo de los mercados comerciales y ofrecer a las industrias una ventaja considerable en la conquista de estos mercados.
Durante los últimos años, y promovida esencialmente en el campo aeroespacial, la integración de empresas se ha convertido en el fenómeno más relevante. La pregunta en este momento es si toda esta concentración resulta conveniente o no. Empresarialmente, a corto plazo, se perderán puestos de trabajo y capacidad de gestión, y eso lo sufrirán más los países pequeños, España entre ellos. A largo plazo, sin embargo, hay que asegurar una cierta independencia a un coste razonable. Es por lo que el fenómeno de concentración, para los contratistas principales parece inevitable.
El éxito de los satélites comerciales está basado en los servicios de televisión, que representan entre el 70% y el 80% de la facturación. Pero el futuro de estos aparatos navega por Internet y la banda ancha de telecomunicaciones.

4.9.2.- Visión general
Los beneficios económicos del mercado internacional de satélites han crecido cada año desde que SIA/Futron (Satellite Industry Association y la corporación Futron) comenzó en esta industria. Este mercado experimentó en el año 2008 un crecimiento del 19%, mayor que el 15% del año 2007 y situándose por encima de la media de crecimiento entre los años 2003 y 2008 que fue del 14,2%. Se mantiene, sin embargo, más bajo que el récord de crecimiento del 30% que obtuvo en 1997.
A continuación se muestra la evolución de los ingresos de la industria mundial de satélites desde 2003 hasta 2008:

Estos ingresos incluyen los sectores de fabricación, lanzamientos, servicios y equipos de tierra.
A continuación se muestra un gráfico con los ingresos desglosados por sectores para la industria mundial:

En el gráfico puede apreciarse como continúan ascendiendo los ingresos en el sector servicios, manteniéndose como el gran impulsor de esta industria gracias al continuo crecimiento derivado de los satélites de televisión. También se puede apreciar que siguen aumentando los ingresos por lanzamientos ya que, aunque han disminuido en número, han aumentado en precio. Por otra parte, los ingresos en el sector de equipamiento en tierra crecieron un 34% en 2008, significativo aumento respecto al 19% del 2007. Por el contrario, continúa  por segundo año consecutivo la disminución de ingresos en el sector fabricación, en mayor porcentaje este año que en 2007.
En el siguiente gráfico puede verse el porcentaje que los ingresos de cada uno de estos sectores representan en el total de ingresos de la industria de satélites, y la evolución de estos porcentajes en el tiempo:

A continuación se explicará por separado la evolución de cada uno de los sectores.
4.9.2.1- Sector servicios por satélite
Evolución:

Análisis de los resultados:
El crecimiento de este sector durante 2008 es del 16% aproximadamente, reduciendo ligeramente dicha tasa respecto del año anterior (17% en 2007).
Los satélites televisivos y el DBS (Direct Broadcast System/Satellite) representan las tres cuartas partes del total de ingresos del sector, manteniendo un crecimiento estable, incrementando un 17% los ingresos hasta los 64.900 millones de dólares. Además, las suscripciones a la televisión de pago vía satélite aumentaron un 30% respecto al 2007 sobrepasando ya los 130 millones a escala mundial.
Los ingresos por Acuerdos de Servicio de Transpondedor, que incluyen los contratos para el uso de la capacidad total o parcial del transpondedor y el uso ocasional del Servicio de Vídeo, representan la mayor parte de ingresos fijos del sector, aumentando un año más, aunque tan sólo un 6% en 2008 a diferencia del 21% del 2007 o el 25% del 2006.
Tanto los ingresos en el Servicio de Telefonía Móvil, como los del Servicio de Radio vía satélite continuaron aumentando respecto al 2007, aunque siguen siendo mucho menores que los dos anteriores tal como refleja el gráfico anterior.
4.9.2.2- Sector de producción de satélites
Evolución:

Se muestran conjuntamente los ingresos a nivel mundial y los debidos únicamente a EE.UU., debido a que este último supone un 29% del total.
Análisis de los resultados:
Los ingresos globales decrecieron ligeramente, de $11.600 millones en 2007 a $10.500 millones en 2008. En el caso de EE.UU. la caída fue mayor, se pasó de $4.800 millones en 2007 a $3.100 millones en 2008. La reducción de ingresos en este sector se atribuye al menor número de lanzamientos registrados, 94 en 2008, frente a los 102 del 2007. El porcentaje de satélites fabricados por EE.UU. del total mundial también cayó de un 41% en 2007 al 29% del año 2008, ya que en este año sólo se fabricaron 21, frente a los 48 del año 2007.
Los satélites de carácter puramente comercial produjeron el 50% de los ingresos del sector en 2008, frente al 33% del año anterior, creciendo los ingresos hasta los 5.200 millones de dólares.
En 2008 hubo 21 nuevas solicitudes de satélites para órbitas geosíncronas, las mismas que en 2007, de las cuáles un 52% fueron, al igual que en 2007, en EE.UU.; un 33% fueron en Europa frente al 43% del año anterior; y entre Rusia, China y Japón se repartieron el 14% restante, aumentando considerablemente el 5% del año 2007.
En el siguiente gráfico se encuentra el número de satélites fabricado hasta septiembre de 2008 por las diferentes empresas:

4.9.2.3.- Sector de lanzamientos de satélites
Evolución:

Análisis de los resultados:
Los ingresos globales aumentaron un 20% en 2008, algo más que el 19% del año 2007, debido fundamentalmente al aumento de precio de los lanzamientos. Se reparten aproximadamente a partes iguales los ingresos provenientes de entidades comerciales (41 lanzamientos, un 53% del total) y los que derivan de aportaciones gubernamentales (37 lanzamientos, un 47% del total). Los ingresos provenientes de entidades comerciales aumentaron a nivel global, no así en EE.UU., donde se mantuvieron relativamente constantes en  $1.100 millones, significando esto que la aportación norteamericana se vio reducida del 31% en 2007 al 28% en 2008. Sin embargo, los lanzamientos de satélite geosíncronos norteamericanos se doblaron en 2008, pasando de 3 en 2007 a 6 en este último año.
A continuación se puede ver el número de satélites lanzados para diferentes empresas fabricantes durante el año 2008:

4.9.2.4.- Sector de equipos de tierra
Evolución:

Análisis de los resultados:
Los ingresos en este sector crecieron un 34% entre 2007 y 2008, constituyendo el mayor crecimiento de toda la industria de los satélites y manteniéndose como el segundo sector que más ingresos aporta, subiendo su contribución del 28% en 2007 al 32% en 2008.
Como muestra la siguiente tabla, el principal aporte de ingresos en este sector se debe a los equipos de uso final por el consumidor, cuyo precio aumenta a medida que añade nuevas prestaciones. La mitad de los ingresos de equipos en tierra proceden de los GPS:

Como se puede apreciar en dicha tabla, los ingresos aumentan en todos los sectores. El auge de la televisión en alta definición vía satélite ha aumentando los ingresos en servicios del transpondedor así como los del servicio DTH. El número de canales de alta definición ha crecido un 170% entre finales de 2006 y Mayo de 2009.
4.9.2.5.- Empleo en el sector satélites
Debido a la gran cantidad de actividades ligadas al sector, este proporciona un elevado número de puestos de trabajo año tras año:

4.9.2.6.- Tendencia para 2009
Respecto a la tendencia de la industria de satélites puede destacarse el salto que ésta ha comenzado a experimentar después de algunos años difíciles.
Esto se refleja en que:
Su crecimiento continuado da muestras de su robustez y de la capacidad para adaptarse a las exigencias del mercado.
Se mantiene una composición proporcionada en esta industria en los últimos años, reflejando la regular interdependencia y madurez de cada sector.
La composición relativa de la industria demuestra la cada vez mayor importancia del sector servicios por satélite, así como el sector de equipos de tierra, creciendo la suma de sus ingresos hasta un 90% del total.
Los líderes en el crecimiento del sector servicios siguen siendo la televisión y la radio vía satélite.
Los equipos en tierra, especialmente los dedicados a equipamiento del consumidor, muestran su progresivo crecimiento y cobran cada vez mayor relevancia.
El aumento de precio de lanzamientos compensa la reducción en número de estos, dando lugar a beneficios en el sector.
La disminución de ingresos en el sector de fabricación se refleja en menor lanzamiento de misiones tripuladas en 2008 que en 2007.
Se mantiene así mismo la atracción cada vez mayor de esta industria, por las posibilidades que ofrece.
La crisis económica mundial aún no ha quedado reflejado en los diferentes sectores de la industria de los satélites.
La colaboración internacional se muestra determinante una vez más en el desarrollo de la industria aeroespacial. No sólo la mayoría de los proyectos públicos europeos son llevados a cabo por la E.S.A., sino que la cooperación de distintas agencias espaciales hace posible otros proyectos, que de otra forma serían económicamente prohibitivos. Este es el caso de la Estación Espacial Internacional (ISS), de la que se habla a continuación.
4.9.2.7.-  La estación espacial internacional
En 1984 la NASA comenzó el desarrollo de la segunda estación espacial de grandes dimensiones, con el propósito de sustituir a la estación soviética MIR cuando ésta fuese retirada de su órbita en el año 1991 (ya que su lanzamiento se produjo en 1986 y estaba proyectada para una vida útil de 5 años).
Este proyecto, conocido inicialmente como Estación “Freedom”, estaba ideado para ser llevado a cabo en 10 años, y poder así colocar la estación en órbita en el año 1994. Aunque en un principio la estación pretendía ser una obra completamente estadounidense, los elevados presupuestos requeridos por la misma provocaron la colaboración de la NASA con otras agencias espaciales para la realización del proyecto.
Así, Canadá, Europa y Japón comenzaron a colaborar con EEUU para la realización de la estación espacial cuyo nombre cambió a Estación Internacional “Alpha”. Pero incluso con la participación de las tres nuevas agencias espaciales, el proyecto resultaba demasiado costoso para ser llevado a cabo, y el periodo de desarrollo se incrementó mucho más de lo que en un principio estaba planeado.
Tras la separación de la URSS en 1989, el proyecto cambió nuevamente. La participación de Rusia en el desarrollo de la Estación Espacial se mostraría determinante para la realización de la misma. No solo la colaboración económica de la agencia espacial rusa posibilitaría al resto de los Estados participantes adecuar el presupuesto para poder continuar el proyecto, sino que la experiencia de este país en estaciones espaciales y su gran número de vehículos lanzadores pesados harían que la Estación Espacial se transformase en un hecho en vez de quedarse en un mero proyecto sobre el papel.
Con la participación de Rusia la estación cambió de nuevo de nombre, denominándose sencillamente ISS (Intenational Space Station). Pero éste no fue el único cambio acordado. La inclinación orbital para la que inicialmente estaba pensada, 28.6º, no era adecuada para la posición geográfica de las bases de lanzamiento rusas en Kazajstán, por lo que finalmente se fijó en 51.6º.
Así, en 1998 y tras 14 años de diseño y desarrollo, el primer módulo de la ISS (el Zarya ruso) fue puesto en órbita por un lanzador Proton el 20 de noviembre.
Así, en 1998 y tras 14 años de diseño y desarrollo, el primer módulo de la ISS (el Zarya ruso) fue puesto en órbita por un lanzador Proton el 20 de noviembre. La geometría final de la Estación Espacial Internacional consistirá en: Ocho módulos presurizados (7 de ellos laboratorios y uno de servicio, realizados por: EEUU, 1 módulo laboratorio de gran tamaño; Europa, 1 módulo laboratorio llamado Columbus; Japón, 2 módulos laboratorio; y Rusia, 3 laboratorios y el módulo de servicio).
• Dos brazos robot para trabajos en el exterior (Canadá).
• Sistemas de energía solar (24 paneles solares que proporcionarán una potencia eléctrica de 110 kW).
• Viga para la conexión estructural de las distintas partes.
• Numerosos sistemas de propulsión para mantenerla en la órbita deseada.
La estación tendría unas dimensiones de 290 ft de largo por 361 ft de ancho, con un volumen total de 42.400 ft3 y contaría con una tripulación permanente de seis personas, aunque su capacidad máxima fuera de siete pasajeros.
De muchas maneras la ISS representa una fusión de las estaciones espaciales previamente previstas: la MIR 2 de Rusia, la estación espacial estadounidense Freedom, el previsto módulo europeo Columbus y el Módulo Japonés de Experimentos (JEM).
Gracias a la ISS, hay presencia humana permanente en el espacio, pues ha habido siempre por lo menos dos personas a bordo de la ISS desde que el primer equipo permanente entrara en la ISS el 2 de noviembre de 2000. La estación es mantenida sobre todo por la Soyuz, la nave espacial Progress y el Transbordador espacial (Space Shuttle). La ISS todavía está actualmente bajo construcción con una fecha proyectada de terminación en 2010. Actualmente, la estación tiene una capacidad para una tripulación de tres astronautas. La ISS, sin embargo, ha sido visitada por los astronautas de doce países y ha sido también el destino de los primeros cuatro turistas espaciales.
Durante el 2008, las expediciones que tripularon la ISS fueron las siguientes:
Expedición 16 à Desde Octubre de 2007 hasta Abril de 2008. Formada por Peggy Whitson (primera mujer comandante de la ISS), Yuri Malenchenko y Dan Tani.
Tani fue reemplazado por el astronauta francés de la Agencia Espacial Europea Leopold Eyharts, coronel de las fuerzas aéreas francesas, en febrero de 2008 (estaba prevista la misión para diciembre de 2007 pero diferentes problemas lo retrasaron hasta entonces) durante la misión STS-122 del transbordador Atlantis que transportó al espacio el laboratorio europeo Columbus.

La Expedición 16 realizó una gran variedad de experimentos en todos los campos científicos. Muchos de ellos están pensados para recoger información sobre los efectos en el cuerpo humano de estancias prolongadas en el espacio, y sus resultados serán de gran ayuda para futuras exploraciones tripuladas a la Luna y Marte.
Expedición 17 à Desde Abril de 2008 hasta Octubre de 2008. Formada por Sergei Volkov, Oleg Kononenko, Greg Chamitoff y Garrett Reisman. Continúan con la expansión del complejo orbital y realizan experimentos orientados a recoger información sobre los efectos que tiene una estancia prolongada en condiciones de microgravedad sobre el cuerpo humano.
Expedición 18 àDesde Octubre de 2008 hasta Abril de 2009. Formada por Michael Fincke, Yuri Lonchakov, Koichi Wakata, Sandra Magnus y Greg Chamitoff. La llegada de la expedición 18 marca el comienzo de un período de pruebas del equipamiento de la Estación que asegure la expansión de tres a seis tripulantes en la primavera del 2009.

4.9.3.- Estados Unidos
En la búsqueda de oportunidades para expandir su economía, el uso comercial de los recursos espaciales va tomando cada vez mayor importancia. Por tanto, además del desarrollo con fines militares, actualmente están experimentando un amplio crecimiento los mercados de los satélites comerciales y la exportación al mercado espacial global, sobre todo el control de la evolución del GPS.
Una ventaja importante del mercado de satélites en EEUU ha sido la disponibilidad de un sistema de posicionamiento vía satélite, el GPS. Desarrollado y operado por el Departamento de Defensa de EEUU, el GPS es una constelación de 24 satélites que permite la localización de cualquier objeto que disponga de un localizador; el resultado tiene un margen de error menor de 10 m (después que el Departamento de Defensa de EEUU desconectara en 2000 la SA, o señal de degradación internacional del GPS, que estropeaba su precisión a 100 o 150 m para el resto de países). También da información sobre referencias temporales y velocidad.
Inicialmente concebido con fines militares; uno de sus principales servicios es el guiado de misiles. Este servicio se ha ido abriendo a su empleo con fines comerciales en los últimos años, descubriendo un sector de mercado muy prometedor.
Con la apertura a su explotación internacional, el porcentaje de mercado del GPS en EEUU se ha ido reduciendo a lo largo de los años. Sin embargo, a pesar de ello, la industria relacionada con el GPS ha experimentado un gran crecimiento a lo largo de los últimos años, y seguirá creciendo a buen ritmo al menos durante los próximos años. Esto es debido a que los productores estadounidenses continúan aumentando sus beneficios por la venta de equipos basados en tecnología GPS.
Su competencia más directa de los últimos años la representa el GLONASS ruso que proporciona un servicio similar, pero con menor precisión y cobertura. Europa decidió crear una red de posicionamiento por satélite propia, el GALILEO, que va a constituir una seria competencia al GPS. Incluso China ha decidido crear su propio sistema de navegación por satélite. Por ello, el Departamento de Defensa de EEUU decidió modernizar el sistema existente, suministrando 440 millones de dólares al programa, con el programa GPS IIF de Boeing y el GPS IIR de Lockheed (contrato con las fuerzas aéreas de 53 millones, para fabricar los 12 satélites que compondrán el bloque IIR de GPS).
NASA
En cuanto a las agencias públicas, la NASA es la más importante de EEUU en lo referente a estudios científicos y tecnológicos, y a sus 49 años de edad sigue siendo hoy día una fuerza líder en investigación científica y en la estimulación del interés público en la exploración aeroespacial.
En la tabla siguiente se muestra el presupuesto destinado al año 2008, desglosado en los distintos programas, así como el del año anterior y los de años posteriores hasta el año 2014:

Por otra parte, entre los programas espaciales más destacados en los que se encontró ocupada la NASA en el año 2008, se pueden citar:
Exploración del Sistema Solar:
Con este gran programa, la NASA trata de desvelar cómo se formó y evolucionó nuestro sistema solar, así como de si podría haber algún tipo de vida más allá de la Tierra. Esto se concreta en los siguientes programas:
Programa Discovery: Exploración robótica del espacio con las misiones, Stardust-NExT, EPOXI (ver imagen inferior), Aspera-3, MESSENGER, Dawn y Kepler.
EPOXI
Programa New Frontiers: Misión New Horizons para el estudio de Plutón y su luna Charon, con llegada prevista en 2015 (ver imagen inferior); y misión Juno para el estudio del origen, estructura interior y atmósfera de Júpiter.
New Horizons is scheduled to launch in Jan. 2006, swing past Jupiter for a gravity boost & scientific studies in early 2007, and reach Pluto in July 2015.
Programa Mars Exploration: Reconocimiento y exploración del planeta Marte. Actualmente, este programa consta de las misiones Mars Odissey, Mars Exploration Rovers, Mars Express, Mars Reconnaissance Orbiter, Phoenix y Mars Science Laboratory. Está prevista para el futuro la misión Beyond 2011 (ver imagen inferior), para seguir obteniendo información del planeta rojo.
This picture shows a six-wheeled rover with a round communications antenna on top of its central, metallic, rectangular body.   A robotic arm with a scoop on the end reaches out toward layered terrain, as if to take a sample of the soil that would later be analyzed on board the rover for signs of past or present life.
Conexión Sol-Tierra:
Se investiga nuestro Sol y cómo su estructura y comportamiento afectan a la Tierra.
Programas a los que destinó parte de su presupuesto de 2008 fueron:
Programa Earth Systematic Missions: proporcionar satélites para la observación y análisis del sistema terrestre, tales como los LDCM, Glory (ver imagen inferior), GPM, NPP, OSTM (imagen de la derecha), CloudSat, Cloud-Aerosol Lidar and Infrared Pathfinder Satellite Observations (CALIPSO),  A graphic image that represents the GLORY missionAquarius y OCO.

 

 

Programa Living with a star: investiga cómo y porqué varía la actividad solar y cómo afecta esta variación a nuestro planeta. El principal proyecto involucrado en este programa es el Solar Dynamics Observatory (SDO) (ver imagen inferior).
Artist concept of SDO
Programa Solar Terrestrial Probes (STP): intenta comprender cómo el Sol, la heliosfera y el sistema planetario están interconectados entre sí. Misiones que cabe destacar como importantes en el año 2007 son: la Magnetospheric Multiscale (MMS), la STEREO y la Solar-B (ver imagen inferior).
http://www.novaciencia.com/wp-content/SolarB.jpg
Estructura y evolución del Universo:
Se trata de comprender la naturaleza y los fenómenos del Universo, las leyes fundamentales del espacio, tiempo y de la energía, y seguir la pista a los ciclos que crearon las condiciones propicias para nuestra existencia. Las estrategias a seguir incluyen la observación de señales del Big Bang, mapeado de distorsiones extremas del espacio-tiempo cerca de los agujeros negros, investigar las galaxias y analizar los acontecimientos de mayor energía del universo. Los programas más importantes destinados a este análisis del universo han sido:
Programa Navigator: busca planetas habitables fuera de nuestro sistema solar. Misiones incluidas en este programa son: Space Interferometer Misión (SIM) (ver imagen inferior), Keck Interferometer (KI) y la relativa al James Webb Space Telescope (JWST).
artist's concept SIM
Programa Hubble Space Telescope: para explorar las regiones visible, ultravioleta e infrarroja del espectro electromagnético (ver imagen).
http://i.livescience.com/images/080108-hubble-space-02.jpg
Programa Stratospheric Observatory for Infrared Astronomy (SOFIA): consiste en un telescopio de 2,5 m de apertura instalado permanentemente en un B747 especialmente modificado (ver imagen).
The SOFIA airborne observatory's 2.5-meter infrared telescope peers out from the SOFIA 747SP's rear fuselage.
Programa Beyond Einstein: pretende evaluar y validar las teorías sobre el universo formuladas por Einstein en un intento más de entender el universo que nos rodea. Se trabajará en tres misiones potenciales: envío de la sonda Einstein para estudiar la naturaleza de la energía oscura que domina el universo; el interferómetro láser espacial Antenna (LISA), que detectará las ondas gravitacionales ("ondas en el tejido del espacio-tiempo") predicho por Einstein en la teoría de la relatividad general; y Constelación-X, cuatro naves espaciales idénticas con dispositivos de alto rendimiento de rayos X para estudiar los misterios de los agujeros negros, la materia oscura y la formación de galaxias.
Programa ISS Collaboration: Colaboración en los proyectos Herschel and Planck de la Estación Espacial Internacional. Serán lanzados juntos en un Ariane-5 para ser inyectados posteriormente cada uno en su órbita de transferencia.
A continuación se detallan los proyectos, los productos y las ventas de las compañías más importantes de este sector, en EE.UU.
BOEING SATELLITE SYSTEMS
Filial de Boeing creada en 1961 que construye satélites de comunicaciones, tanto para uso científico como militar, así como satélites de observación meteorológica. Los Sistemas de Defensa de Boeing son uno de los espacios más grandes del mundo en negocios de defensa. Con la sede en San Louis, Boeing integró los Sistemas de Defensa y ahora son un negocio de 27.000 millones de dólares. Es un abastecedor principal en sistemas de inteligencia, vigilancia y sistemas de reconocimiento.
Además de ser el fabricante de aviones militares más grande del mundo, es también el fabricante más grande del mundo de satélites y un abastecedor principal de comunicaciones espaciales, así como el integrador de sistemas primario para la defensa contra misiles estadounidenses y para el Departamento de Seguridad. Es también el contratista más grande de la NASA y un líder global en servicios de lanzamiento. En la actualidad es el responsable de la planificación, informática y operación del sistema del desarrollo del satélite “Pionero” cuyo lanzamiento se efectuó en 2007. Otro de los objetivos actuales de Boeing es el sistema SBSS que consistirá en una constelación de los satélites que descubrirán y rastrearán objetos orbitales espaciales, incluyendo amenazas potenciales al activo espacial de América y ruinas orbitales.
En la tabla que se muestra a continuación puede observarse la evolución de los ingresos globales de la compañía Boeing desde 2004 hasta 2008, mientras que en la siguiente se muestra le evolución de los resultados también desde 2004 hasta 2008, divididos por segmentos:



Como puede apreciarse, en 2008 el crecimiento fue notablemente menor que en años anteriores.
Sistemas de comunicación por satélite:
Aproximadamente el 40% de los satélites comerciales actualmente en servicio han sido construidos por Boeing Satellite Systems, proporcionando comunicaciones digitales, cobertura de telefonía móvil, cobertura de televisión, videoconferencias, entretenimiento DTH (Direct-To-Home) y otros servicios globales. Hoy día, Boeing ofrece cuatro categorías de satélites comerciales para adaptarse a las exigencias de sus clientes:
Boeing 376: Es un modelo muy popular y versátil. Fue el primer satélite en ser lanzado por un transbordador espacial. Primeramente fue construido por la Corporación de Electrónica Hughes. Están disponibles en varias configuraciones y pueden ser transportados por cualquiera de los principales vehículos de lanzamiento del mundo. Cincuenta y ocho modelos Boeing 376 fueron construidos para más de una docena de clientes desde enero de 2002. A partir de este modelo surgió el Boeing 376W que es una extensión de la familia Boeing 376. Boeing 376W es más grande, más amplio, y más poderoso que Boeing 376.
Boeing 601: Consta de dos módulos. El primero lleva todo el vehículo de lanzamiento además del subsistema de propulsión, la electrónica y baterías. El módulo secundario contiene los equipos de comunicaciones y los tubos de calor isotérmicos. Los principales clientes del 601 son PanAmSat, SES ASTRA, la marina de EEUU e ICO Global Comunications.
Boeing 702: Es la serie más potente que ofrece Boeing. Tiene 94 transpondedores, con 24 de repuesto y puede producir hasta 18 kilovatios. Geo mobile: Este modelo es una evolución del desarrollo de los 601 y los 702, especialmente diseñado para la telefonía móvil. De momento ya se han vendido dos satélites de este modelo, ambos para Thuraya Satellite Comunications.
Geo mobile: El sistema más conocido que incorpora este tipo de satélites es el Thuraya que consta de dos GEO-Mobile y que servirá a Oriente Medio, África Central, Europa, Asia Central y el subcontinente indio. Es el mayor proyecto de comunicaciones por satélite en la región y servirá a casi 1,8 millones de personas. El primer satélite Thuraya se puso en marcha en octubre de 2000. Thuraya-2 fue lanzado en junio de 2003.
Sistemas meteorológicos y de investigación científica:
En 1996, Boeing y Lockheed Martin crearon conjuntamente la compañía USA (United Space Alliance). Esta nueva compañía tiene un acuerdo con la NASA por el cual se encargará de controlar aquellas aplicaciones del Space Shuttle que van más allá de los intereses científicos directos de la propia NASA. En 1998, la compañía ganó un concurso para construir la nueva generación de satélites meteorológicos para la NASA. El contrato incluye el diseño, construcción, integración y lanzamiento de dos Geostationary Operacional Environmental Satellites, GOES N y GOES O, con opciones de GOES P y GOES Q. El programa GOES es operado por la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA). Con la construcción del N al Q, la compañía habrá construido un total de nueve satélites GOES. La nueva generación de satélites proporcionará mayor precisión en la predicción de grandes tormentas y otros fenómenos meteorológicos, que ayudarán a avisar a la población y a la industria con mayor antelación.
Boeing además contribuye al desarrollo de instrumentos sofisticados para la exploración espacial y el desarrollo científico. La experiencia adquirida con los proyectos SSM/I y TMI sirvieron a BSS para ganar en 2001 un contrato para la construcción de dos satélites “microwave imager/sounders” que se emplearán para el programa de satélites meteorológicos civil y de defensa estadounidense. Estos satélites utilizarán un nuevo instrumento llamado Conical Scanning Microwave Imager/Sounder (CMIS).
En el terreno de los satélites de investigación científica BSS ha participado en la construcción de sondas de exploración del Sistema Solar, entre los que podemos citar a Surveyor, Galileo y Magellan. Además desarrolla la nueva generación de satélites TDRS de la NASA (Tracking and Data Rely Satellites), que proporcionarán comunicaciones con el Space Shuttle y la ISS, de los cuales ya han sido lanzados tres antes de 2003.
Seguridad nacional:
Boeing ha tenido diversos contratos con el Departamento de defensa de EEUU. A comienzos del 2001, Boeing firmo un contrato de 160,3 millones de dólares para desarrollar el WGS (Wideband Gapfiller Satellite), un satélite de comunicaciones para unidades de combate, que tendrá mayor capacidad que la proporcionada por los sistemas actuales. Boeing también trabajó en un contrato de 1.900 millones de dólares con la Marina de EEUU, para construir y lanzar 11 satélites de seguimiento en UHF. Todos ellos están ya en órbita. Esta red reemplazará a Leasat, la red de comunicaciones globales militares también fabricada por Boeing.
LOCKHEED MARTÍN
Se trata de una compañía históricamente ligada a proyectos militares, tanto en el campo aeronáutico como en el espacio. Esta empresa se dedica a la investigación, diseño, desarrollo, fabricación e integración de sistemas espaciales, con el fin de cumplir las exigencias de sus clientes. Con la sede en Bethesda, Md., Lockheed Martin emplea a aproximadamente 146.000 personas por todo el mundo, según cifras de finales de 2008. Las ventas de la corporación en el año 2008 fueron de 42.731 millones de dólares, superiores un 2% a las de 2007. A continuación se presentan las cifras de la compañía relativas al año 2008:

LORAL SPACE & COMMUNICATIONS
Esta empresa con 2.300 empleados en 2008 y sede central en Nueva York, es una empresa de comunicaciones por satélite con actividades en dos áreas primordiales: servicios por satélite y fabricación de satélites. El volumen de ventas a finales de 2008 ascendía a 869,4 millones de dólares, viéndose reducido respecto al año anterior, 882,5 millones de dólares en 2007.
A través de su empresa subsidiaria Loral Skynet, Loral posee y opera una flota de satélites de telecomunicaciones situados en órbita geosíncrona a 23000 millas sobre el ecuador. Junto con fibra terrestre y otros recursos, Skynet proporciona servicios permanentes por satélite (fixed satellite services, FSS), incluyendo arrendamiento de transpondedores para redes de trabajo colectivas, transmisión de datos de banda ancha, servicios de gran volumen, y conectividad a internet. La red de satélites de Skynet proporciona servicios fiables de banda ancha a lo largo de todo el globo, sirviendo como columna vertebral para muchas formas de telecomunicación. Loral Skynet tiene su base en Bedminster, New Jersey.
Space System/Loral, subsidiaria de Loral, es una de las mayores fabricantes y diseñadoras de satélites y sistemas de satélites comerciales y gubernamentales. Proporciona gran variedad de sistemas de satélites, incluyendo diseño, fabricación, integración de sistemas, control de misiones y servicios de lanzamiento. Desde el advenimiento de la era espacial hace más 45 años, SS/L ha desarrollado un estado del arte espacial para aplicaciones que incluyen servicios por satélite, transmisión de televisión, servicios de televisión DTH, banda ancha, comunicaciones militares, telefonía sin cable, radio digital por satélite, monitorizado del tiempo atmosférico y gestión del tráfico aéreo. Entre sus clientes se encuentran INTELSAT (distribuidor de canales digitales en EEUU), Echostar, PanAmSat (distribuidor de canales digitales en EEUU), DirecTV y la ISS. SS/L se encuentra en Palo Alto, California.
Loral también posee el 56% de XTAR, una empresa conjunta entre Loral y HISDEESAT , un consorcio comprendido por compañías españolas líderes en el sector de telecomunicaciones, incluyendo Hispasat y agencias gubernamentales. A través del satélite XTAR-WUR, XTAR proporciona servicios X-band a los usuarios de los gobiernos de Estados Unidos, España y otros países aliados, incluyendo el Departamento de Estado estadounidense, el Ministerio de Defensa español y las fuerzas armadas danesas. La base de XTAR se encuentra en Rockville, Maryland.
THE DIRECTV GROUP
Conocida hasta 2004 como Hughes Electronics Corporation, esta compañía se dedica principalmente a la cobertura y proporción de televisión digital, proveyendo servicios de banda ancha y redes privadas de negocios vía satélite, para la difusión de datos e imágenes.
En 2008 contaba 19.600 empleados y sus ingresos, de 19.693 M$ en 2008, aumentaron un 14% respecto a los de 2007. Este incremento es debido principalmente al aumento de suscriptores a DIRECTV en EEUU y Latinoamérica.
DISH NETWORK CORPORATION
Se dedica a proporcionar cobertura de televisión y comunicaciones por satélite. Se trata de una compañía pública que tiene más de 26.000 empleados (más de 3.000 más de los que tenía en 2007) y cuyas ventas en el sector espacial fueron de 11.617,2 millones de dólares en 2008, lo que supone un aumento del 5% respecto al año anterior. EchoStar hace frente a un ambiente cada vez más competitivo. Hoy en día es el segundo mayor abastecedor de televisión vía satélite de Estados Unidos después de DirecTV. La compañía y sus subsidiarias proporcionan productos y servicios de televisión por difusión directa vía satélite (Direct Broadcast Satellite o BDS) a través de su plataforma espacial denominada Dish Network, a unos 11 millones de clientes en EEUU. Los satélites que componen esta red fueron fabricados por Space Systems Loral y Lockheed Martín.
La flota de satélites que posee la compañía es la siguiente:

TRW
Esta es una empresa dedicada sobre todo al sector automovilístico. Fundada en 1.901, la compañía emplea a finales de 2008 a cerca de 65.200 personas en 25 países, lo que ha supuesto un descenso de casi el 2% respecto a la cifra de empleados de 2007. TRW ha crecido y ha prosperado anticipando nuevos negocios prometedores e iniciándolos en su desarrollo. En 2008 tuvo unas ventas de 14.995 millones de dólares, lo que supone un incremento del 2% respecto al año anterior.
En el segmento espacial, esta empresa colabora con el Departamento de Defensa de EEUU. Han desarrollado el segmento espacial del programa de soporte de defensa, un programa de seguridad nacional que se encarga de la detección de lanzamientos de misiles balísticos por todo el mundo desde hace 25 años. Su sistema de infrarrojos con plataforma espacial continuará esa tarea a lo largo del siglo XXI. También han desarrollado sistemas de comunicaciones para la constelación MILSTAR de satélites de las Fuerzas Aéreas, incluyendo sistemas que trabajaran en EHF (Extremely High Frequency) que proporcionarán comunicaciones adecuadas a los UVA (aeronaves no tripuladas). Además, colabora con la NASA dentro de su campo de estudio de la Tierra, con sus satélites del Earth Observing System (EOS), que recogen datos sobre el clima planetario y la situación del medio ambiente.

4.9.4.- Europa
La característica principal de la industria aeroespacial europea es, sin lugar a dudas, la colaboración entre sus distintos países en proyectos comunes. Esto se cumple en mayor medida en todo lo relacionado con la fabricación de satélites y la industria más puramente espacial, dado los elevados presupuestos que ésta conlleva, prohibitivos para prácticamente cualquiera de los países en solitario.
Además, tan sólo la cooperación entre empresas de distintos Estados (o la fusión entre las mismas para formar una nueva empresa europea) permite la promoción de una industria aeroespacial fuerte, capaz de hacer realidad el sueño europeo de ser autónomo en cuanto a estos temas se refiere. Sin embargo, ese sueño no sólo se ha cumplido, sino que Europa se ha convertido en un gran rival económico de Estados Unidos en materia espacial, siendo Alcatel Espacio la tercera empresa mundial en la fabricación de satélites, por detrás de Boeing y Lockheed Martin, y Arianespace líder en lanzamientos por delante de cualquier lanzador estadounidense.
Esta política de cooperación entre los diversos estados del Viejo Continente se pone de manifiesto en dos entidades: la Comisión Europea, y, sobre todo en materia espacial, la Agencia Espacial Europea (ESA) que desde hace aproximadamente 30 años, lidera los esfuerzos de los países de Europa en materia de espacio.
Respecto al campo militar, en Europa se prevé que el gasto en satélites militares para defensa aumente considerablemente debido al gasto en sistemas de comunicaciones seguras, sistemas de alerta temprana, reconocimiento, inteligencia de señales y navegación. Actualmente los presupuestos nacionales ascienden a, aproximadamente, 1000 millones de euros. El presupuesto espacial militar de EEUU sigue siendo el mayor del mundo con diferencia, situado más de 17000 millones  de dólares, según fuentes oficiales. Las empresas extranjeras que deseen acceder a este mercado tienen que asociarse con una empresa estadounidense de defensa.
Las comunicaciones seguras se demandan debido al creciente despliegue de fuerzas armadas en países extranjeros. En lugar de comprar equipos, muchos ministerios de defensa están firmando contratos “Public Private Partnership” (PPP). En este modelo, el proveedor de servicios construye el satélite y sigue siendo su propietario, pero es remunerado por el servicio. Esto tiene la ventaja de ofrecer mejor valor a los ministerios de defensa, y a menudo la capacidad excedente del satélite puede ser vendida por el operador a otro usuario.
En cuanto al terreno civil, institucional y comercial, la demanda de satélites de telecomunicaciones es firme, tras el declive que experimentó en la primera parte de este decenio. La industria espera que los pedidos de satélites comerciales alcancen una media de 18-20 al año a corto plazo.
Entretanto, la reunión del Consejo de Ministros de la Agencia Europea del Espacio (ESA), celebrada en Berlín los días 5 y 6 de diciembre de 2005 fue un éxito para la industria, confirmando el presupuesto espacial de la ESA de 8.260 millones de euros de 2006 a 2010 y adoptando una serie de acuerdos favorables por unanimidad. Esto proporciona la certeza de que los programas institucionales civiles seguirán su curso.
El Consejo también aprobó un acuerdo destinado a animar a los países europeos a que sean partidarios de lanzadores europeos para los lanzamientos de satélites, práctica común en Estados Unidos, China y Rusia respecto a sus propias empresas. Además, los ministros concedieron un incremento anual del 2’5% durante cinco años para el presupuesto de programas científicos de la ESA.
Una nueva reunión de la Conferencia Ministerial, celebrada en la Haya en Noviembre de 2008, aunque no influyente sobre la actividad industrial de este año, mejora aún las perspectivas para los próximos. Los acuerdos adoptados por los representantes de los países miembros de la ESA han sido muy prometedores y han demostrado el alto interés estratégico que tiene la tecnología espacial. Europa está convencida de que, en época de crisis, lo mejor que puede hacerse es apoyar los sectores industriales que más cerca estén de la ciencia y de la innovación, ya que son los que aseguran más desarrollo y los que, a medio y largo plazo, aportan más bienestar al ciudadano. Entre ellos figura el sector espacial, y es por eso que la Conferencia Ministerial apoyó fuertemente su financiación. El presupuesto total aprobado para 2009-2011 rozó los 10.000 Millones de Euros, superando ampliamente el presupuesto por año del anterior periodo.

A continuación se exponen sendas gráficas mostrando un desglose de la facturación en los distintos sectores en los últimos tres años y, también por sectores, la relación facturación por  empleado: 
1 ASD Sector Turnover Breakdown

 

2 TurnoverEmployee per sector
 Y, particularizando ya para el sector espacial únicamente, la facturación y el empleo de los últimos años en Europa es como se muestra a continuación:
  4 Employment-Sales
Y, desglosado por países:
5 Per country
Además, se muestra a continuación la evolución durante el periodo 2003-2008 de las ventas y el empleo según los distintos segmentos en los que usualmente se clasifica el sector aeroespacial (satélites y otros vehículos, lanzadores y segmento tierra).
5 Sales per segment

6 Employment by segment

Y, por último, resulta interesante mostrar quiénes son los clientes más importantes del sector y los ingresos efectuados gracias a ellos en el año 2007:


 Distribution by customer

2006

2007

2008

 ESA

         1 433 710  

         1 473 209  

         1 501 827  

 European Commission

              12 266  

              14 015  

              40 869  

 Eumetsat

              64 620  

              28 463  

              33 189  

 National Civil Programmes

            427 964  

            512 218  

            505 231  

 Civil Multilateral or Dual-use Programmes

              87 379  

              98 844  

            142 601  

 European Civil institutional programmes

         2 025 939  

         2 126 749  

         2 223 716  

 European Military Programmes

            933 956  

            999 446  

         1 041 345  

 Institutional market Europe

         2 959 895  

         3 126 195  

         3 265 061  

 GEO Commercial programmes

            844 758  

            966 136  

         1 308 806  

 Other commercial programmes & parts

              87 004  

            199 556  

            226 241  

 Commercial satellites (& parts)

            931 762  

         1 165 691  

         1 535 047  

 Ariane series

            808 349  

            773 250  

            916 909  

 Other launch systems

              35 295  

              39 018  

              46 093  

 Operational launch systems (& parts)

            843 644  

            812 268  

            963 003  

 Commercial & exports

         1 775 406  

         1 977 960  

         2 498 050  

 Other/unidentified

            131 766  

            137 685  

            121 867  

 Total

         4 867 067  

         5 241 840  

         5 884 978  

 * Consolidated sales (current e.c. k€)
 Nota: los datos presentados anteriormente han sido obtenidos de ASD-AEROSPACE, y pueden ampliarse consultando el informe European Space Industry in 2008  publicado en Julio de 2009.

EADS
EADS División Espacio abarca el 10% de las actividades de EADS, y está presente en 4 países europeos: Alemania, Francia, Reino Unido y España. Con el objetivo de presentar a sus principales clientes de Europa y otras regiones una marca unificada y más visible, la División cambió su denominación de EADS SPACE a EADS Astrium.
Está dividida en tres sectores principales: Transporte (lanzadores), Satélites y Servicios.
Es el grupo espacial más importante de Europa y el tercero del mundo. Es el principal proveedor de satélites, lanzadores y servicios espaciales de Europa y está desempeñando un papel clave en los programas espaciales institucionales de Europa.
En el cuadro que se muestra a continuación pueden verse los ingresos del sector EADS Astrium en el año 2008 en comparación con el año anterior, así como los pedidos recibidos y en cartera.
7 EADS Astrium
 (*)  EBIT = Beneficios antes de intereses e impuestos.
 Fuente: EADS – El Grupo EADS en el año 2008.

Como proyectos destacados en los que ha participado EADS Espacio durante 2008, cabe destacar los siguientes:

· GALILEO (Sistema europeo de navegación por satélite)
Comprende una red basada en satélites para un posicionamiento preciso y una información puntual. Compuesto por 30 satélites y su correspondiente infraestructura en tierra, tendrá aplicaciones comerciales y públicas.
· ARIANE 5 (Lanzador de satélites de nueva generación)
Es un potente lanzador de satélites de transporte pesado. Su capacidad de carga útil de hasta 10 toneladas satisface las evolutivas demandas de los mercados, tanto comerciales como públicos. Desde el comienzo de sus operaciones en 2003, ha demostrado su fiabilidad y flexibilidad en 28 éxitos
Durante el año 2008  han sido pedidos 13 lanzadores más, correspondientes a más de la mitad del volumen del mercado abierto.  Además se trabaja en el suministro de los próximos 35 lanzadores para el sistema de navegación por satélite GALILEO, firmados durante el ejercicio 2007. Todo ello ha reforzado la posición de liderazgo del lanzador Ariane 5 en su clase.
· COLUMBUS & ATV (Aportación europea a la ISS)
El laboratorio espacial Columbus y el Vehículo de Suministro no Tripulado (ATV) se lanzaron con éxito en febrero de 2008, aunque estaba previsto su lanzamiento para diciembre de 2007, pero se retrasó por motivos técnicos.

·  SKYNET 5: (Proveedor de servicios de telecomunicaciones a las fuerzas armadas)
Es el primer proveedor comercial del mundo de comunicaciones militares vía satélite. Por medio del programa Skynet 5, Paradigm proporciona, desde el lanzamiento de su tercer y último satélite, comunicaciones seguras a las Fuerzas Armadas del Reino Unido al menos hasta 2020. El contrato Skynet 5 es una innovadora iniciativa de financiación privada por un valor de 3.600 millones de libras esterlinas.
Además se hicieron progresos en programas similares para Alemania, Emiratos Árabes Unidos y se firmó un primer contrato de servicios con el Pentágono.

El Grupo EADS ha estimado que a finales del año 2008 tenía una cartera de pedidos equivalente a tres años de trabajo en todos sus filiales, incluyendo EADS Astrium.
Análisis financiero de todos los segmentos de EADS durante 2007 y 2008:

8 EADS 2

El año 2008 fue, pues, bueno para las tres líneas de producto de Astrium: lanzadores, satélites y servicios, consiguiéndose nuevos contratos y desmarcándose como principal contratista en la industria espacial europea.
Los ingresos aumentaron a 4289 millones de Euros (de 3.550 millones en 2007), con aportaciones de las tres unidades de negocio. El EBIT aumentó, ascendiendo a 234 millones de euros frente a los 174 millones de euros de 2007, gracias al programa Power8 de reestructuración y ahorro de costes y la firme política de precios impulsaron los márgenes.

THALES ALENIA SPACE
Thales Alenia Space es el mayor fabricante de satélites europeo. Posee más de 7000 empleados, repartidos en 13 lugares industriales en 5 países (Francia, Italia, España, Bélgica y Estados Unidos). La compañía se originó en la compra por parte del Grupo Thales de la participación de Alcatel en las dos empresas Alcatel Alenia Space y Telespazio. La operación fue aprobada por la Comisión Europea en Abril de 2007. Es por tanto, el renombramiento de la anterior compañía Alcatel Alenia Space.
Alcatel Alenia Space fue, y por ende Thales Alenia Espacio es una empresa europea proveedora de soluciones por satélite y en infraestructuras orbitales.  Es líder en Europa en sistemas espaciales de defensa (para telecomunicaciones como los sistemas desarrollados por la antigua Alcatel Espacio: Syracuse 1 y 2, Sicral, Star-One, Koreasat 5; para sistemas de observación: Helios, Pleiades, SAR-Lupe, Cosmo Skymed); es la número uno en meteorología geoestacionaria con un know-how ampliamente reconocido en misiones climatológicas y observación terrestre (MSG: Meteosat Second Generation; GMSE: Global Monitoring for Environment and Security), así como en altimetría espacial. Además es la primera empresa europea en sistemas de navegación (Egnos, Galileo). En el campo científico posee amplios conocimientos acerca de las tecnologías relacionadas con la exploración de planetas lejanos.
En la siguiente tabla se muestran los ingresos de las divisiones del grupo Thales Alenia, mostrándose la gran importancia de la división Aeroespacial y del Espacio.

Fuente: Thales Alenia – Resultados de ejercicio 2008. 

LA AGENCIA ESPACIAL EUROPEA
La Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés) es una organización internacional dedicada a la exploración espacial formada por 18 estados miembros y cuatro países cooperantes (Incluyendo Canadá). En la siguiente imagen se detalla los países miembros:

* En gris oscuro se muestra los países miembros y en gris claro los cooperantes.

 9 ESA countries 
La ESA emplea a unas 2000 personas (excluyendo subcontratados) y tiene un presupuesto asignado en torno a los 3000 millones de euros (3028 Millones de Euros en 2008) aunque para el año 2009 se ha establecido en 3591 Millones de Euros.
Su sede principal está en París, Francia, aunque las estructuras de la ESA están muy descentralizadas, teniendo sedes importantes en Noordwijk (Países Bajos), Frascati (Italia), Darmstadt y Colonia (Alemania) y en Villanueva de la Cañada, Madrid (España). Además efectúa sus lanzamientos desde el puerto espacial de Kourou, situado en la Guayana Francesa.
La contribución de cada país en el año 2007, tanto la obligada como la opcional sobre el total del presupuesto, es mostrada en el siguiente cuadro.
ESa by contry
El objetivo de la Agencia Espacial Europea es distribuir la carga de trabajo, y por lo tanto la inversión, según la contribución de cada país. Es decir, las empresas reciben contratos que suman, aproximadamente, el mismo porcentaje sobre el gasto que el que su país aporta al presupuesto. Esto se observa comparando el gráfico anterior con el siguiente, que muestra la retribución económica por países miembros:
ESA industry by country

 

En cuanto a las áreas a las que se dedica el presupuesto, se observa en el siguiente gráfico que predomina en al gasto en programas de Lanzadores (especialmente la familia Ariane), los programas científicos (que son uno de los objetivos fundamentales de la agencia) y los programas tripulados (que por su carácter requieren grandes inversiones).
 ESA cheese
Respecto al personal contratado directamente por la Agencia, en la siguiente tabla se clasifica por país y nivel de cualificación con los datos oficiales a 31 de Diciembre de 2007.
ESA staff by country

(Esta información no está actualizada con los datos correspondientes al año 2008 por no haber sido publicado el informe anual de la ESA en la fecha de redacción de este artículo. La información que se muestra es la relativa al ejercicio 2007).
4.9.5- Otros Países

RUSIA

image078La Agencia Espacial Rusa (RKA) fue establecida después de la caída de la Unión Soviética y de la disolución del programa espacial soviético. La RKA usa los sitios de lanzamiento y la tecnología que alguna vez pertenecieron a la USSR. En años recientes Rusia ha colaborado en misiones con la NASA, incluyendo el envío de astronautas para trabajar en la Estación Espacial Internacional. Rusia también lanza naves de carga, las cuales orbitan para abastecer otra vez a los equipos de la estación espacial, si bien los escasos recursos de que disponen se han traducido en continuos retrasos en los plazos previstos para la construcción de la ISS.
Desde el de 2005 la economía rusa experimenta un boom debido a los altos precios en las exportaciones petroleras, y los fondos para 2006 serían más favorables para la agencia, la DUMA aprobó un presupuesto de 305 billones de rublos (cerca de 11.000 millones de dólares USD) para el periodo de 2006-2015. Bajo este esquema el presupuesto de Roskosmos aumentara en 10% cada año, aparte de esto la agencia planea tener ingresos por más de 130 billones de rublos en lanzamientos de satélites comerciales.
A continuación se detalla el presupuesto de la agencia en 2008 comparándolo con alguna de las grandes agencias nacionales.
RKA Comparativa de agencias
El incremento significa que Rusia pronto podría volver a lanzar sus propias misiones científicas al espacio, en lugar de hacer volar sus instrumentos en naves europeas y estadounidenses.
Una de tales misiones, denominada Phobos-Grunt, , con lanzamiento previsto para mediados de 2011, se dirigirá a la luna marciana Fobos, donde aterrizará y recogerá una muestra de terreno antes de volver a la Tierra. La misión ha sido reducida con respecto a la original; usará propulsión convencional y será lanzada por un cohete Soyuz, en lugar del más costoso Protón. Sin embargo, aún debería ser capaz de hacer aterrizar 45 kilogramos de instrumentos científicos en Fobos.
Por otro lado ingenieros aeronáuticos de la Asociación Lavochkin, con base en Moscú, están estableciendo los planes para una ambiciosa misión llamada Luna-Glob, la cual situaría un orbitador y una red de instrumentos científicos en la Luna para estudios geofísicos.
Otro proyecto, importante en términos de presupuesto es PPTS, siglas de Perspektivnaya Pilotiruemaya Transportnaya Sistema (Posible Sistema de Transporte Pilotado, en español) derivado del antiguo ACTS, siglas de Advanced Crew Tansportation System (Sistema Avanzado de Transporte de Tripulación, en español). Con este programa la RKA quiere desarrollar una nueva generación de naves tripuladas para sustituir al actual Soyuz. Para ello también se aprobó, durante 2007, la construcción de un nuevo cosmódromo, llamado Cosmódromo de Vostochny.
A esto hay que añadir otro proyecto del que la RKA ha publicado el segundo y último estudio previo durante 2008, la sonda Venera-D que es un proyecto de exploración de Venus, cuyo lanzamiento inicialmente estaba previsto para 2013. La sonda Venera-D se inspira, en lo que al módulo orbital respecta, en la misión estadounidense Magallanes, pero usará un sistema de radar de mayor potencia; por su parte, el módulo de descenso pretende transmitir información desde la inhóspita superficie venusiana durante al menos tres meses, frente a la hora y media máxima de tiempo de transmisión obtenida por anteriores sondas. La Venera-D pretende también localizar lugares para próximos aterrizajes sobre la superficie del planeta.
De este proyecto se ha estudiado la posibilidad de contar participación de la agencia ESA europea y la JAXA japonesa, con sendos globos sonda, similares a los empleados en las misiones soviéticas Vega 1 y 2, uno europeo para la atmósfera baja y uno japonés para la atmósfera alta, e instrumentación científica similar a la transportada en la Venus Express, si bien esta participación no ha sido confirmada. Esta colaboración podría comportar la integración de esta misión con el proyecto europeo EVE (European Venus Explorer) iniciado en 2005.

BRASIL
 Sobre este país, podemos hablar de su Programa Nacional de Actividades Espaciales (PNAE) donde se incluye el programa Satélites y Cargas Útiles. Este tiene por finalidad dotar al país de la capacidad propia en la concepción, proyecto, desarrollo, fabricación y utilización de satélites, o subsistemas específicos para los mismos.
La llegada del siglo XXI trae consigo la finalización del proyecto científico de la construcción y operación de la Estación Espacial Internacional (ISS) que envuelve a 16 países, incluido Brasil. La aportación brasileña consiste en la construcción de la Express Palet, que está destinada al almacenamiento de experimentos fuera de la estación.

Uno de los principales beneficios para la sociedad brasileña, en relación con PNAE, coordinado por la Agencia Espacial Brasileña (AEB), resulta de los recursos posibilitados por la utilización de satélites, con énfasis en aplicaciones espaciales de interés en el día a día, en las áreas de Sensor Remoto, Meteorología, Oceanografía, Telecomunicaciones, Geodesia y Navegación.
El primer satélite 100% brasileño fue lanzado en 1993, el SCD-1.Esta familia de satélites retransmite datos meteorológicos.
Brasil amplió la cooperación con la NASA. Por primera vez, un acuerdo entre los dos países fue firmado simultáneamente en Brasilia y en Washington. El Ministerio de Ciencia y la Tecnología y la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos (NASA) firmaron el 16 de noviembre del 2001 una declaración conjunta para la realización de programas en áreas tecnológicas sofisticadas, principalmente en relación con el espacio. Además colabora con China en el programa CBERS para satélites de teledetección.
El presupuesto anual de 2008 de la Agencia Espacial Brasileña fue de 213 Millones de Dólares.

 

CANADÁ
Este país orienta su programa espacial al desarrollo de los servicios comerciales del espacio, sobre todo para aplicaciones terrestres y para el desarrollo de la tecnología espacial. Este programa también está orientado hacia la colaboración espacial internacional que se viene creciendo y adquiriendo un papel muy importante en los últimos años, sobre todo con el proyecto de la estación espacial internacional.
Canadá es además miembro asociado de la ESA. La agencia espacial canadiense, denominada CSA, desarrolla sus líneas de trabajo en este sentido. La CSA distribuye sus acciones en las siguientes áreas de trabajo:
Tierra y medio ambiente: es importante el estudio de la evolución de la Tierra y de los cambios climáticos que están teniendo lugar, así como la investigación sobre los recursos naturales. En este apartado se encuentra el RADARSAT-1, el primer satélite canadiense de observación terrestre. El RADARSAT-2 se encuentra también ya en órbita, fue lanzado el 14 de diciembre de 2007. La construcción del RADARSAT-2 ha supuesto una inversión de 400 millones de dólares por parte del gobierno canadiense y otros 90 millones por parte de la empresa McDonald, Dettwiler and Associates Limited (MDA). También ha firmado un acuerdo de cooperación con la Agencia Espacial Europea (ESA), para tomar parte en el programa ENVISAT.
Ciencia espacial: aquí se incluyen los estudios sobre el sistema solar. En estos apartados ha tenido gran importancia la colaboración internacional, como en los casos de los satélites FUSE (Far Ultra-Violet Spectroscopic Explore, con la colaboración de Francia) y Odin (con colaboración de Suecia).También están desarrollando los SmallSats, que son pequeños satélites que incorporan instrumentos novedosos con el fin de probarlos.
Exploración humana: en este apartado, el proyecto más importante es la ISS. Canadá ha colaborado al desarrollar el brazo mecánico de la estación, denominado Canadarm2 (ó Space Station Robotic Manipulator System, SSRMS) y su sistema de control, el MSS (Mobile Service System). El coste total de su desarrollo ha sido de 1.400 millones de dólares.
Comunicaciones por satélite: Canadá es un país amplio, pero con baja densidad de población, lo que otorga un papel importante a los satélites de comunicaciones. Su red de telecomunicaciones la constituyen los satélites de la serie ANIK y el NIMIQ. Las comunicaciones por satélite son la actividad más importante del sector espacial en Canadá con ventas de más de 920 millones de dólares, representando el 63% de los ingresos totales de la industria espacial.
A continuación se detalla los presupuestos de la CSA durante los periodos 2007-2008 y 2008-2009, teniendo en cuenta que la agencia utiliza un ejercicio que ocupa desde Abril de un año hasta Marzo del siguiente.
Canadian Resourses
 JAPÓN
 La agencia espacial japonesa, NASDA, tiene como objetivos prioritarios el desarrollo de satélites comerciales y científicos, del proyecto de la ISS y de la tecnología espacial. A partir de octubre de 2003 pasó a llamarse JAXA al fusionarse con el Institute of Space and Astronautical Science (ISAS) y el Nacional Aerospace Laboratory of Japan (NAL).
En cuanto a la fabricación de satélites, siguen una línea de desarrollo de vehículos de pequeñas dimensiones y suelen lanzarlos en grupos con su lanzador nacional, el H-II. Entre ellos se encuentra la serie Kiku, en los que se fueron probando diversas soluciones tecnológicas.
Las próximas misiones interplanetarias están planeadas para 2010, con una prueba hacia Venus, la sonda PLANET-C y otra hacia la Luna, la sonda LUNAR-A.
A finales del año 2008 Japón operaba un total de 37 satélites. En el siguiente gráfico se compara con otros países:
satelitesPais
Por otra parte, más de 45 satélites de aplicación se han desarrollado y puesto en marcha en Japón, los cuales se han enfocado en diversos fines tales como la meteorología, la comunicación, la radiodifusión, la observación marina, la exploración de recursos, la experiencia y la tecnología.
Sin embargo, el mayor esfuerzo económico ha sido para el laboratorio espacial Kibo, que fue lanzado en tres partes: la primera en Marzo de 2008, la segunda en Junio de 2008 y la última en Julio de 2009. El Módulo Kibo es la fábrica de la estación espacial donde se realizaran estudios sobre materiales obtenidos en microgravedad. 
En total, el presupuesto anual aproximado de la JAXA es de 2150 Millones de Dólares.
ARGENTINA
 La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) fue creada en 1991, y es el primer ente civil argentino que se maneja como una Agencia Espacial, esto es, con proyectos y actividades redefinidos periódicamente, que utilizan la ciencia y la tecnología espacial con fines pacíficos.
Ya se lanzaron tres satélites nacionales al espacio, los primeros que fueron construidos en el país por especialistas argentinos. Ellos son el SAC-B (astronómico) el SAC-A (desarrollo tecnológico), que han completado ya sus misiones y el SAC-C (observación del medio ambiente y catástrofes naturales) que se encuentra todavía en operación. En los próximos años se producirán cuatro más, SAC-E, SAC-D, SAC-F y SAOCOM 1-A, que pertenece a la nueva generación de satélites de observación de la Tierra, con instrumentos que operan en el rango de microondas, con sensores activos (radar). Estos cuatro satélites nuevos darán continuidad y ampliarán la capacidad del programa espacial. Durante el año 2008 se trabajó en el desarrollo y construcción de estos.
Esta nueva generación de satélites argentinos, los SAOCOM, formarán parte de la constelación llamada SIASGE (Sistema Italo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias) que la agencia espacial italiana ASI y la CONAE lanzarán próximamente. Este conjunto de satélites permitirán obtener información certera y actualizada de incendios, inundaciones, erupciones, terremotos, avalanchas y derrumbes.
Existen múltiples acuerdos de cooperación con agencias espaciales internacionales, donde la CONAE actúa en calidad de socio. A las agencias nombradas se agregan actividades con la AEB-INPE de Brasil, el DSRI de Dinamarca, el CNES de Francia, el CSL de Bélgica, el DLR de Alemania, la ESA de Europa, la CSA de Canadá y la NSAU de Ucrania.

 

INDIA
La agencia espacial india ISRO, creada en 1969, ha desarrollado un programa espacial propio y autosuficiente, aunque su desarrollo está limitado por la economía del país. Su finalidad es desarrollar la tecnología espacial y su aplicación a varias necesidades nacionales. Su principal interés radica en el desarrollo de tecnologías para el lanzamiento de satélites comerciales. Ha desarrollado tres programas espaciales INSAT, IRS y SROSS:

INSAT (Indian Satellite System): proporciona una red de telecomunicaciones, cobertura de televisión y servicios meteorológicos.

IRS (Indian Remote Sensing System): se trata de una red de satélites dedicada al estudio de los recursos naturales del la India, y está constituida en la actualidad por seis satélites. Durante el 2008 fueron lanzados 2 satélites de la red: el IMS-1 y el CARTOSAT-2ª, ambos en Abril.

SROSS (Stretchted Rohini Satllite Series): constituido por un satélite con fines científicos, el SROSS-C2.

 

CHINA
Dos organizaciones, China Aerospace Corporation (CASC) y China Nacional Space Administration (CNSA) constituyen la base central del programa espacial chino. Creadas en 1993 ayudan al desarrollo espacial usando el presupuesto gubernamental y fondos propios. Mientras que el CNSA tiene un peso más político, la empresa pública CASC supervisa a las compañías y organizaciones que han de llevar a cabo la investigación y desarrollo espaciales. Colabora con Brasil en el programa CBERS para satélites de teledetección. Además ha fabricado el satélite CX-1 con el que China demuestra que puede desarrollar con éxito microsatélites avanzados.
Recientemente, en octubre de 2003, China se convirtió además en el tercer país en enviar al espacio una nave espacial tripulada. Shenzhou V fue lanzado desde el Centro de Lanzamiento del Satélite Jiuquan en la Provincia Gansu, al nordeste de China, con un solo astronauta a bordo, Yang Livei. Orbitó la tierra 14 veces en 21 horas antes de aterrizar a salvo en el Norte de China donde fue proclamado un “héroe espacial”.
Siguiendo el éxito de esta misión, China lanzó el 20 de diciembre de 2005 el Shenzhou IV. Aunque se había planeado que habría dos astronautas a bordo, al final la misión fue no tripulada. Fue el vigésimo-séptimo lanzamiento consecutivo llevado a cabo con éxito por cohetes fabricados en China desde octubre de 1996.
En el año 2007, China se demostró una impresionante capacidad para derribar satélites enemigos en el espacio. Un misil  antisatélite se lanzó desde el sitio de Xichang el 11 de enero de 2007, para después impactar y destruir un satélite chino en funcionamiento. Fue al parecer el cuarto lanzamiento del sistema y su primer éxito, dando una capacidad a China que sólo los EE.UU. y la Unión Soviética habían demostrado con anterioridad.
Hasta principios del siglo XXI China era evitada por el resto de las agencias espaciales del mundo, pero en Noviembre del 2004 un delegado chino tomó parte por vez primera en un taller patrocinado por NASA sobre iniciativas espaciales. Además, China ha puesto en marcha un proyecto de exploración lunar que consta de 4 etapas:
 • Orbitar la luna: Conseguido con la sonda Chang'e-1 que llegó a órbita luna en Noviembre de 2007.
 • Alunizar con éxito: Está previsto el lanzamiento de la sonda Chang'e-2 en 2011 con el fin de hacer exploraciones en la superficie lunar.
 • Alunizar con éxito: Está previsto el lanzamiento de la sonda Chang'e-2 en 2011 con el fin de hacer exploraciones en la superficie lunar.
 • Retornar muestras: Está previsto el lanzamiento de la sonda Chang'e-3 en 2017.
 • Misiones tripuladas: La cuarta fase se espera que consista en un sobrevuelo tripulado. La nave usada será la Shenzhou. Se está construyendo un nuevo puerto espacial en una latitud más cercana al Ecuador para disminuir la energía necesaria durante el lanzamiento; concretamente, en la isla de Hainan.
Respecto a los presupuestos de los programas espaciales chinos, desde el gobierno de la República Popular se publica una cifra aproximada de 500 Millones de Dólares, si bien desde Euroconsult se dice que esta cifra podría ser de 1300 Millones de Dólares. 

4.9.6- España
 El CDTI, como representante español de la ESA, potencia la industria espacial de nuestro país, de manera que esté en condiciones de operar en un mercado de libre competencia, actuar como proveedor tecnológico para los proyectos de la Agencia Europea del Espacio y satisfacer la demanda espacial, tanto nacional como internacional En este sentido, el CDTI tiene como objetivo prioritario obtener la máxima rentabilidad de la contribución española a la ESA, tanto en lo que se refiere al valor económico de los trabajos industriales contratados a empresas españolas, como a nivel tecnológico de los mismos. También es objetivo del CDTI impulsar el aprovechamiento científico de la ESA por parte de la comunidad científica española.
 La colaboración española en la agencia espacial europea en los últimos años ha ido en aumento de forma bastante moderada, como podemos apreciar en el siguiente gráfico. El presupuesto en España para investigación y desarrollo (I+D) es inusualmente bajo para un país de la Unión Europea, ya que se situó en torno al 1.4% en 2007, estando la media europea en torno al 2%. El programa Nacional de Espacio (PNE) es el instrumento del Plan Nacional de I+D+I diseñado para impulsar la I+D espacial en España y para dar respuesta a las necesidades del sector espacial español, reforzando su posición tecnológica y favoreciendo su internacionalización. Este programa, cuya vertiente industrial gestiona el CDTI, tiene como objetivos prioritarios los siguientes:

• 1.-Promocionar la internacionalización de la industria y de los grupos científicos españoles fomentando su integración en los grandes consorcios internacionales.
 • 2.-Potenciar las capacidades existentes para favorecer un mayor grado de cooperación empresarial y científica en el sector espacial español.
 • 3.-Fomentar el desarrollo de productos innovadores y tecnologías avanzadas para acceder con éxito a los nuevos mercados y aplicaciones.
 El PNE financia tanto proyectos de investigación y desarrollo como acciones especiales, y se estructura en cuatro acciones: 
• 1.-Desarrollos tecnológicos de subsistemas y equipos para pequeñas plataformas (minisatélites y microsatélites). 
• 2.-Instrumentos y experimentos embarcables para observación de la Tierra, microgravedad y ciencia espacial.
• 3.-Subsistemas y aplicaciones competitivas en telecomunicaciones, navegación y teledetección por satélite.
 • 4.-Actuaciones complementarias
 Las actuaciones del Centro dentro del programa incluyen la preparación de la Convocatoria anual industrial correspondiente, y la recepción y evaluación de las propuestas recibidas, con el asesoramiento en algunos casos de otros organismos como la ESA, antes de recomendar las propuestas de financiación a la Comisión de Evaluación que preside el Director General del CDTI. Posteriormente, se elevan al Ministerio de Ciencia y Tecnología las correspondientes resoluciones para su firma.
 El CDTI gestiona los aspectos industriales y tecnológicos de los programas espaciales con participación española, en virtud de los Convenios de Colaboración con otros Departamentos de la Administración y entidades nacionales: 
• 1. Con Hispasat S.A., para los retornos industriales asociados a sus satélites de telecomunicaciones.
 • 2. Con el Instituto Nacional de Meteorología, para la participación industrial de España en la organización europea Eumetsat.
 • 3. Con el Ministerio de Defensa, para el proyecto de comunicaciones militares por satélite Spainsat.
GRUPO HISPASAT
 La construcción y el funcionamiento de los satélites Hispasat es gestionada por la empresa Hispasat, S.A.
Los ingresos del Grupo Hispasat se situaron en 137.5 Millones de Euros en 2008, que significa un incremento del 7.1% respecto al ejercicio anterior, situándose así como séptima compañía del mundo por ingresos. Los beneficios fueron de 47 Millones de Euros, siendo un 31.6% mayores que los correspondientes al año 2007.
A continuación se resumen la evolución económica del grupo en los últimos años:
 
Resumen HISPASAT financiero
En cuanto a la flota de satélites de la compañía y el número de canales ofrecidos tanto de radio como de televisión,  se resumen en los siguientes cuadros:
Flota HISPASAT
HISPASAT canales
Éxito comercial del satélite Amazonas:
En tan sólo unos años ha alcanzado el 88 por cien de ocupación con importantes plataformas de televisión digital Importante presencia en el mercado Latinoamericano. Se ha logrado captar más del 75 por cien de la nueva demanda de capacidad espacial.
 Un nuevo satélite, el Amazonas 2, fue lanzado en Octubre de 2009,

 Éxito del modelo de gestión:
El ejercicio 2008 viene marcado por el cumplimiento de los objetivos estratégicos en el ámbito comercial, ligados a la mejora de la posición competitiva del Grupo en sus áreas de cobertura. Así, en lo que a Europa y Norte de África se refiere durante este periodo, HISPASAT ha sido capaz de consolidar su presencia, como compañía líder en la difusión de los contenidos de las plataformas digitales de Televisión Directa al Hogar (DTH) en la Península Ibérica, área en la que difunde, en exclusiva, a través de su flota de satélites, la nueva Plataforma TV por satélite desarrollada en Portugal: la Plataforma MEO, propiedad de Portugal Telecom, que incorpora más de 100 canales de televisión, 1.500 títulos de video bajo demanda y contenidos deportivos en alta definición. Con estos nuevos contenidos, HISPASAT se ha convertido en la compañía que opera de manera exclusiva en las dos plataformas DTH existentes en Portugal.
Otro de los objetivos conseguidos en 2008, ha sido la mejora de la posición competitiva del Grupo y el crecimiento del parque de antenas en las dos plataformas operativas en la Península Ibérica: Digital+ y Zon TV Cabo, sobre todo en lo que a la comercialización de los servicios de televisión en Alta Definición se refiere. HISPASAT ha suscrito con el CNES un nuevo acuerdo para la utilización, por parte de este organismo de los servicios de Amerhis, embarcado en los satélites Amazonas. El ancho de banda contratado se utilizará para aplicaciones corporativas entre las oficinas del CNES a uno y otro lado del Atlántico, Toulouse y Guayana francesa, así como para dar servicio a terminales en Europa y América y a un gateway que actúa a modo de nodo central para aplicaciones de salida a internet, de VPN y de Videoconferencia.
 HISPASAT participa en numerosos proyectos educativos y culturales para extender la sociedad de la información y disminuir la brecha digital. Es el operador líder en los mercados de habla española y portuguesa. Ofrece servicios de banda ancha en diez países de América y, de la mano de “Red.es”, lidera en España la prestación de servicios de comunicaciones por satélite encaminados a reducir la brecha digital. El satélite es la mejor solución tecnológica para facilitar el acceso a las nuevas tecnologías a zonas desfavorecidas donde es difícil o poco rentable desplegar la infraestructura terrestre tradicional.
En el ámbito del diseño y desarrollo de soluciones de alto valor tecnológico, los proyectos liderados por el Grupo HISPASAT han convertido a la compañía en una referencia internacional por su carácter pionero en innovación.

EUMETSAT
 Es una organización europea cuyo objetivo es poner en funcionamiento, mantener y explotar sistemas de satélites meteorológicos. A Eumetsat pertenecen Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Noruega, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, Suecia, Suiza y Turquía.
El CDTI ha sido designado oficialmente Punto Focal Industrial en España en Eumetsat, como resultado del Convenio de Colaboración firmado con el Instituto Nacional de Meteorología (INM), representante español en Eumetsat. En virtud de dicho Convenio, el CDTI promueve la participación de España en la construcción y explotación de los satélites de exploración meteorológica Meteosat Second Generation (MSG) y Eumetsat Polar System (EPS).
SPAINSAT 
El Ministerio de Defensa, a través de la sociedad Hisdesat S.A., contrató a la empresa norteamericana LORAL el satélite de telecomunicaciones para la defensa Spainsat.
Spainsat es un satélite espía español, destinado a comunicaciones militares y gubernamentales. El satélite permite las telecomunicaciones de las diferentes misiones de las Fuerzas Armadas Españolas en el extranjero. Da cobertura sobre una amplia zona que va desde Estados Unidos hasta Sudamérica, pasando por África, Europa y Oriente Medio.
El satélite pertenece a Hisdesat (Hispasat (43%), Insa (30%), EADS Casa (15%), Indra Espacio (7%) y Sener (5%)) siendo su inversión inicial de 415 millones de euros. Ha sido construido por Space Systems Loral en California (EEUU), siendo su vida útil de al menos 15 años. Su masa al despegue era de unos 3.700 kilogramos. Está equipado con transponedores en banda X y uno en banda ka militar. Se encuentra situado en una órbita geoestacionaria a 36.000 kilómetros de altitud y a 30 grados oeste encima del Océano Atlántico. El satélite da cobertura a labores humanitarias, seguridad e inteligencia, operaciones militares, envío de imágenes, servicios a embajadas y comunicaciones gubernamentales de España. El satélite fue lanzado el 11 de marzo de 2006 a las 22:33 GMT desde la base aérea de Kourou, en la Guayana Francesa por un cohete Ariane 5 ECA de la empresa Arianespace (ESA).
El CDTI, por su parte, se responsabilizará de la gestión de los retornos industriales derivados de dicho programa, en colaboración con la Gerencia de Cooperación Industrial, empresa del Ministerio de Defensa. Este programa ofrecerá a la industria española la oportunidad de acceder al mercado norteamericano, complementando así a los programas de retornos indirectos Hispasat, que han consolidado las relaciones comerciales de España con los grandes consorcios europeos del sector espacial.
El satélite cuenta con una plataforma FS1300 de Space Systems Loral y utiliza el mismo centro de dinámica de vuelo que el AMAZONAS, el sistema FocusGEO diseñado por GMV.
Por otra parte la nueva tecnología de producción de estructuras de material compuesto (proceso automático de Posicionado de Fibras) se implementará en las estructuras de satélites, con el programa de desarrollo de la plataforma de Telecomunicaciones de EADS ASTRIUM, EUROSTAR 3000 LX. EADS CASA Espacio suministrara en un futuro la estructura para todas las misiones de Telecomunicaciones que lleven esta plataforma.

4.9.7.- REFERENCIAS:
http://www.sia.org
http://www.futron.com
http://www.estacionespacial.com
http://www.nasa.gov/
http://www.boeing.com/
http://www.loral.com/
http://www.hoovers.com/free/
http://www.directv.com/DTVAPP/index.jsp
http://www.dishnetwork.com/
http://www.trw.com/
http://www.esa.int/
http://www.proespacio.org/
http://www.asd-europe.org/
http://www.tedae.org/
http://www.atecma.org/
http://www.hispasat.com/
http://www.federalspace.ru/
http://www.cnsa.gov.cn/
http://www.jaxa.jp/
http://www.aeb.gov.br/
http://www.conae.gov.ar/

 

volver a menu principal